Domingo, Diciembre 4, 2022
InicioWereableWereable: Los relojes suizos, en pie de guerra contra el Apple Watch

Wereable: Los relojes suizos, en pie de guerra contra el Apple Watch

Apple pretende marcar un antes y un después con el nuevo Apple Watch. Al igual que hizo en su momento con la telefonía móvil, reinventada con sus iPhones, la empresa de Cupertino quiere volver a hacer historia con sus «relojes inteligentes». Aunque no han sido los primeros en lanzar este tipo de dispositivos al mercado, sí están convencidos de que se trata del mejor. Y puede que lo sea porque no ha sido hasta ahora cuando un sector, aparentemente ajeno a Apple, se ha puesto en pie de guerra: los relojeros suizos.

¿Ataca la compañía de Tim Cook a este tradicional gremio?Para muchos, la respuesta es indudable: sí. Firmas como Guess, con su Guess Connect, o Richemont, que bajo su marca Montblanc ha lanzado su pulsera TimeWalker Urban Speed, mezcla de reloj tradicional con correa intercambiable y conexión vía Bluetooth, cuentan ya con sus propios «wearables» y aunque mientras que, por un lado, creen que, gracias a Apple, la venta de estos dispositivos se va a disparar, temen que muchos jóvenes recurran al Apple Watch y se olviden, como ha pasado hasta ahora, de los relojes inteligentes suizos.

Por esta razón, Swatch ya ha anunciado que está trabajando en sus propios dispositivos. «Apple no es la única compañía que va a lanzar un reloj inteligente al mercado», ha declarado recientemente Nick Hayek, consejero delegado de Swatch, el grupo relojero más grande del mundo. «No es una amenaza, sino una gran oportunidad para nosotros y la industria relojera suiza», cree.

Elmar Mock, confundador de Swatch, por su parte, cree que Apple tendrá el éxito esperado. Por tanto, la presión que va a ejercer sobre la industria relojera tradicional es inevitable. Augura que la compañía venderá entre 20 y 30 millones del Apple Watch. Teniendo en cuenta que la industria relojera suiza vendió el pasado año 28,6 millones de relojes, hay motivos suficientes como para preocuparse.

Y muestra de ello son las reacciones que se están sucediendo. La firma Frédérique Constant acaba de lanzar al mercado su propio Horological Smartwatch. Se trata de un dispositivo con comunicación bidireccional con iPhone y Android. «Es la síntesis de la innovación de alta tecnología y la artesanía tradicional reloj suizo; el enlace entre moderno y clásico, y el puente entre Silicon Valley y Suiza», asegura la compañía.

Este reloj inteligente no tiene pantalla digital. La información se muestra de forma analógica y cuenta con un sensor, patentado por MotionX, que rastrea los patrones de actividad y sueño y se sincroniza automáticamente con las aplicacionesde los «smartphones», tanto con iOS como con Android.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDOS